Sepúlveda y su entorno

Sepúlveda, Villa Medieval


Sepúlveda se encuentra en uno de los rincones con mayor riqueza natural y paisajística de la provincia de Segovia, en pleno Parque Natural de las Hoces del Río Duratón. Sus cañones de más de 100 metros de profundidad, labrados en la piedra caliza por años de erosión, son el hogar de infinidad de especies animales, entre las que destaca una importante colonia de buitre leonado. Además, su gran diversidad de ambientes, que van desde el páramo a los bosques de ribera, permiten alojar una enorme variedad de flora.

 

La especial protección con la que cuenta el Parque Natural de las Hoces del Duratón desde 1989, ha permitido el desarrollo sostenible de todos los municipios de su entorno, entre ellos el de Sepúlveda, conjugando la mejora de la calidad de vida de sus vecinos con la preservación del medio rural y asegurando los recursos naturales a las generaciones futuras.

 

El río Duratón nace en la cumbre del Pico Cebollera, en Somosierra, cercanas también a Sepúlveda y que constituyen otro de los atractivos del entorno natural de la Villa.

 

Actividades

Además de las rutas que se pueden hacer a pie o en bicicleta por el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, hay otras posibilidades con las que acercarse a este entorno.

 

Una de las más recomendables es recorrer en piragua el tramo inferior del río, para lo que hay que pedir un permiso especial en la Casa del Parque o contratar la actividad de alguna de las empresas autorizadas.

 

Las rutas en piragua duran unas tres horas, y para disfrutar de ellas no hace falta tener experiencia previa, ya que el manejo de estas embarcaciones es muy sencillo, sobre todo en esta zona del río en el que el agua, por las cercanías del embalse, apenas tiene corriente..

Otra opción es acudir a las empresas que ofrecen paseos a caballo por el Parque. Tampoco hace falta ser un experto jinete, porque siempre iremos acompañados de monitores y se puede practicar previamente en un picadero.

 

Los que prefieran el motor pueden decantarse por un paseo en quad. En Sepúlveda se ofrecen hasta diez rutas diferentes, siempre en contacto con la naturaleza, y con recorridos que van desde una hora (unos 15 kilómetros) a media jornada (más de 40 kilómetros), con diferentes niveles de dificultad y respetando en todo momento los límites del Parque Natural de las Hoces del río Duratón.

 

Fiesta de los Fueros

La Fiesta de los Fueros se celebra el tercer fin de semana del mes de julio para recordar el fuero que otorgaron a la Villa el Conde Fernán González y posteriormente su nieto, Sancho García, en el año 1010.

 

Durante estas fiestas, que recuerdan la época de mayor esplendor de Sepúlveda, se instala un mercado medieval, las calles se llenan de estandartes hechos a mano y muchos de sus vecinos se visten con trajes de época. Pero lo más espectacular es la iluminación con antorchas de la Villa: en total 400 que sustituyen el habitual alumbrado eléctrico. Las antorchas se encienden a las diez de la noche, justo después del toque de queda, cuando antiguamente se advertía de que se cerraban las siete puertas de Sepúlveda.

 

Las Fiestas de los Fueros se aprovechan además para recordar y recuperar de alguna manera la convivencia pacífica –y prolífica- de la que durante siglos disfrutaron en Sepúlveda cristianos, musulmanes y judíos.

 

Otras Fiestas

Las fiestas populares de Sepúlveda constituyen una excelente oportunidad para acercarse a esta histórica Villa. 

Fiestas del Diablillo. 23 de Agosto, día de San Bartolomé. 

Fiestas de los Santos Toros. Último fin de semana de Agosto (de jueves a lunes). 

Fiestas de la Virgen de las Pucherillas. 15 de Agosto. 

Fiestas en honor de la Patrona de Sepúlveda, la Virgen de la Peña. 29 de Septiembre. Procesiones de San Marcos y San Marquillos. 25 y el 26 de Abril. 


Más en Turismo Sepúlveda

C/ Sancho García, 19,

40300 - Sepúlveda (Segovia)  

Tel.: 921 54 02 43 

   Móvil: 607 34 22 83

Restaurante, bodas, banquetes, comuniones, bautizos, eventos de empresa, reuniones familiares, discoteca, cocina tradicional castellana, terraza-mirador, bocadillería